Los sindicatos de funcionarios convocan huelgas para estos jueves y viernes. No ha habido acuerdo con Govern después de varias semanas de largas reuniones y, a no ser que se acepten cuatro puntos que los sindicatos consideran irrenunciables, la huelga no será desconvocada.

Para los días de huelga, los sindicatos están estudiando hacer manifestaciones en la aduana andorrana y delante del edificio de Govern, extremo todavía no confirmado.

Tras las reuniones, la conclusión de los sindicatos fue clara: convocan huelga porque están en contra de la nueva ley de la función pública. Ahora han de reunirse para decidir si respetan los servicios mínimos establecidos por Govern, y para acabar de cerrar el calendario de acciones.

Los cuatro puntos en litigio son: las 35 horas semanales, la cobertura por enfermedad del 100%, más medidas correctoras de la carrera profesional de las que ha propuesto Govern y que las vacaciones escolares estén dentro de la ley.

Por su parte, el ejecutivo ha lamentado el desacuerdo, pese a asegurar que ha buscado el diálogo, y ha decidido entrar la ley a trámite parlamentario tal como estaba planeada inicialmente, con lo que solo podrá ser modificada a través de enmiendas en sede parlamentaria.

Fuente: Andorra Difusió