El Sindicat de Funcionaris de Duana (SFD) denuncia que la falta de personal en el departamento de “Duanes, Tributs i Fronteres” provoca que se trabaje “en lo que respecta al personal por debajo de los servícios mínimos”. Mediante un comunicado han especificado que el último agente de aduana que entró lo hizo en 2008 y que, desde entonces, solo ha habido bajas por cambios de departamento y, sobretodo, por jubilación.

Durante el mes de noviembre se publicó en el BOPA (Butlletí Oficial del Principat d’Andorra) un edicto para la contratación de 8 agentes de aduana, unas plazas que desde el sindicato creen insuficientes, al considerar que solo sirven “para tapar agujeros”. Denuncian, además, que se ha perdido la formación y la capacitación continua en las aduanas, pese a que actualmente se hayan reactivado algunas formaciones que llevaban sin celebrarse desde hace 8 años.

Al problema de la falta de personal los aduaneros suman “el nefasto programa informático” de la Agencia Tributaria andorrana y de las aduanas externas. Para el sindicato, después de nueve años el sistema informático “Viator” se ha convertido en “un desastre sin solución”.

Por último, la SFD denuncia tensión en el clima laboral, provocada por “una cúpula directiva ineficiente, inoperante y prácticamente inexistente”. Según el sindicato, se han eliminado tanto la “diada de la Duana” como cualquier otro reconocimiento a las personas que han servido al cuerpo aduanero durante buena parte de su vida.

Fuentes: AndorraDifusió y Ara Andorra