Efectos del Brexit en el ámito aduanero
El 14 de noviembre los negociadores de la Unión Europea y del Reino Unido alcanzaron un acuerdo para la salida ordenada del Reino Unido de la unión Europea (BREXIT), que deberá ratificarse tanto por el Consejo y el Parlamento europeos como por el Parlamento británico. El 29 de marzo de 2019 se hará efectiva su salida, convirtiéndose en “tercer país”. El acuerdo de retirada contempla un período transitorio hasta el 31/12/2020, durante el que se seguirá aplicando la legislación comunitaria en relación al mercado interior, unión aduanera y políticas comunitarias. No obstante, si en la fecha de salida no estuviese en vigor el acuerdo, Reino Unido pasaría a tener la consideración de tercer país, sin ninguna preferencia específica. Desde el punto de vista aduanero, dicha salida implicará que los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras : estas formalidades incluyen la presentación de declaraciones de exportación/importación, la realización de controles aduaneros, el pago de aranceles u otros gravámenes, y la necesidad de obtener certificaciones sanitarias, fitosanitarias, de calidad o de cualquier otro tipo. Fuente: Ateia-Oltra