Control de carretera en Andorra

A partir del 1 de noviembre y hasta el 15 de mayo será obligatorio circular en Andorra con equipamientos especiales en caso de nevada o helada. En caso de no respetar esta obligación, las sanciones son de 180 euros para los turismos y de 500 euros en caso de vehículos de más de 3,5 toneladas.

Hay dos opciones para cumplir con la normativa: equipar neumáticos de invierno/M+S, mucho más adaptados para conducir sobre la nieve, o cadenas, ya sean metálicas o de ropa.

Antes del invierno, la policía destaca que durante los últimos años ha hecho una fuerte campaña de sensibilización durante los controles habituales en la carretera para que los conductores andorranos vayan preparados durante el invierno. Este año los agentes continúan con esta tarea, sobre todo dirigida a sensibilizar e informar a los turistas, que son los conductores que con más frecuencia circulan sin el equipo necesario, ya sea por el desconocimiento de la legislación andorrana o por no ser conscientes de los riesgos que conlleva la nieve.

Las medidas afectan tanto a los vehículos de residentes andorranos como a los no residentes, y afectan no solo en caso de nevada o helada, sino que también puede haber sanción en caso de no tener disponibles los equipamentos necesarios durante el periodo invernal.

El código de circulación, artículo 74, aplica a cualquier vehículo que circule por el principado de Andorra durante esas fechas, ya sea matrícula de Andorra o de fuera. Será sancionable, si en caso de nieve o hielo en la calzada, el vehículo no va debidamente equipado en ese momento, aplica también a 4×4 y SUV sino van equipados con neumáticos de invierno o cadenas.

Fuente: Lugares de Nieve