Roaming en la UE

El concepto de pagar un plus por utilizar el teléfono móvil en el extranjero ya es historia en la Unión Europea. Este pasado jueves, 15 de junio, entró en vigor la nueva política de telecomunicaciones bautizada como “roaming like home”. Las operadoras de telefonía de los 28 países de la UE (más Islandia, Liechtenstein y Noruega) no podrán cobrar a sus clientes por el concepto de itinerancia. Andorra, al no hallarse dentro de la Unión Europea, queda excluida de dicha directiva y, por tanto, las operadoras pueden seguir cobrando a sus clientes cuando utilicen sus terminales en el Principado. Este es el caso de las españolas y las portuguesas, mientras que países como Francia y los Países Bajos han decidido no cobrar nada en concepto de itinerancia a los clientes que utilizen sus terminales desde Andorra. En el caso de España, en este momento no hay voluntad de quitar el roaming de Andorra, ya que les supondría una pérdida de ingresos importante. Los operadores españoles eran los grandes receptores del roaming, según Casadevall, y eso hace que sean los que más sufren con esta nueva directriz europea.

Según el director de Internacional de Andorra Telecom, Carles Casadevall, estos cambios suponen un handicap para el país a nivel de turismo. Para intentar paliar el perjuicio de imagen de país que puede causar (sobretodo a los turistas mayoritarios, los españoles) el mantinimiento del roaming en Andorra, Andorra Telecom se encuentra en negociaciones con las compañías españolas para ofrecer paquetes diarios que incluyan llamadas y datos. De esta manera se pretenden evitar las facturas sorpresa de miles de euros y cambiarlas por gastos diarios de 5-10 euros.

Este fin de la itinerancia y los nuevos paquetes españoles supone, por otra parte, un aumento del tráfico de datos en la red andorrana, cosa que obligará a la operadora andorrana a invertir en la red nacional durante los próximos años, a un ritmo de un millón de euros anual.

A los andorranos no les cambia nada

La aplicación de la directriz europea no tendrá, en principio, incidencia en el cliente andorrano. Pese a todo, Andorra Telecom lanzará en julio paquetes a precios más económicos que los actuales para poder utilizar el teléfono en Europa.
Casadevall ha expuesto que todas estas bajadas de precios en itinerancia y reducción de tarifas supone una importante pérdida de ingresos para la compañía, debido a la singularidad del cliente andorrano. En comparación con el cliente europeo, en el que solo un 10% viaja una semana fuera del país, entre el 60 i el 70% de los andorranos salen de su país cada mes.

Fuente: Diari Ara Andorra