El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha condenado a España a pagar una multa de 3 millones de euros por el retraso en la liberalización del sector de la estiba.

El tribunal considera que, aunque el Gobierno español demostró “buena fe” y “cooperó con la Comisión Europea durante el proceso, su incumplimiento “duró un periodo de tiempo significativo”, ya que pasaron 29 meses entre la sentencia europea que obligaba la liberalización del sector y la aplicación de la normativa, el pasado mes de mayo.

El tribunal, además, dice que España ha cometido una falta “grave” que afectó “a la libertad de establecimiento, que es uno de los principios fundamentales del mercado interior”. La multa, sin embargo, está muy por debajo de los 27.552 euros diarios previstos inicialmente.

Fuente: ElNacional.cat